Evita la cistitis

Evita la cistitis

La cistitis es el término médico utilizado para describir la inflamación aguda de la vejiga. En la mayoría de los casos, la causa más común es una infección producida por una bacteria.

Aunque también afecta a los hombres, se da sobre todo entre las mujeres. Y ello se debe principalmente a una cuestión puramente anatómica: las mujeres tienen una uretra más corta, lo que reduce la distancia que deben recorrer las bacterias para alcanzar la vejiga.

Normalmente, los primeros síntomas de alarma son una necesidad urgente y frecuente de orinar; ardor al orinar; sensación de no haber terminado de orinar; sangre en la orina; así como dolor en la zona de la vejiga.

En cuanto al tratamiento, el más frecuente para la cistitis bacteriana, la más habitual, consiste en la prescripción de antibióticos.

Pero antes de tener que tomar antibióticos, se pueden adoptar algunas precauciones que ayudan a prevenir la cistitis:

No aguantar las ganas de ir al baño: No es bueno aguantar las ganas de orinar porque al aumentar la capacidad vesical luego no se orina bien, sino en dos tiempos y se deja residuo en la vejiga, propiciando la aparición de bacterias.

Atención a la higiene íntima: Es recomendable utilizar jabón una sola vez al día y emplear productos específicos para la higiene de la zona como nuestro Jabón Íntimo con un PH neutro

Limpiarse en el correcto sentido: De la vejiga al ano, y no al revés, porque si no se transmiten las bacterias del ano a la vagina, y ahí colonizan la uretra y surge la infección.

Orinar: Puede sonar obvio, pero hay que orinar con frecuencia. Se debe ir al baño cada dos o tres horas como máximo. La razón es que las bacterias tienden a proliferar cuando la orina permanece en la vejiga. Además, el acto de expulsar la orina limpia el tracto urinario. Por eso, los expertos recomiendan ir al baño antes y después de mantener relaciones sexuales, ya que pueden favorecer el paso de bacterias del tracto intestinal al urinario. Asimismo, beber al menos 1,5 litros de agua al día ayudará, además de a tener ganas de orinar, a arrastrar las bacterias adheridas al tracto urinario.

Así qué… ¡que no se diga que no te lo contamos! 

 

Aquí puedes conocer nuestra línea de productos para que tengas una rutina correcta de cuidado intimo (todo el texto irá enlazado a la página de productos)